Beneficios del deporte en niños con TDAH | Actividades para el déficit de atención

sambo-defensa-personal-beneficios-del-deporte-en-ninos-con-tdah

El deporte es beneficioso para cualquier persona, con independencia de su edad, personalidad o características particulares. Sin embargo, cuando se presentan trastornos que afectan al día a día, su importancia es aún mayor. Hoy nos centramos en las actividades para el déficit de atención o TDAH, que afecta aproximadamente a un 10% de los menores en todo el mundo. 

Algunas cuestiones relevantes sobre el TDAH

En la actualidad, y gracias a Internet, es muy fácil encontrar teorías y discursos contrarios sobre prácticamente cualquier temática, y este trastorno no es una excepción. Sus siglas equivalen a Trastorno del Déficit de la Atención y la Hiperactividad e implica que los menores tienen dificultad para concentrarse al tener un carácter inquieto, así como para controlar sus impulsos. 

En las cifras de nuestro país, los porcentajes están algo por debajo de la media, con casi un 7% de menores con este trastorno, de los que solo se diagnostica al 3% y un 1% recibe tratamiento. En la infancia, afecta a una niña por cada tres varones, dado que ellas presentan una actitud menos desafiante y más tranquila. Sin embargo, esto no deja de ser género, que son los estereotipos que se imponen desde el nacimiento a cada sexo y que van moldeando la personalidad durante el resto de la vida. 

Otro dato que puso en entredicho al TDAH fue la declaración antes de fallecer de su descubridor, Leon Eisenberg, en la que afirmaba que se trataba de una enfermedad ficticia. Hoy, aunque sigue habiendo muchas dudas al respecto, no se niega su existencia, pero sí está claro que el factor genético tiene muy poco peso y que se debe a factores psicosociales y de la persona, que pueden aparecer en algunos casos de manera transitoria ante algún evento. 

Actividades para el déficit de la atención

Sean cuales sean las causas, lo que está claro es que es necesario buscar una solución que les ayude. Pero, ¿cómo tratar a un niño con TDAH? Aquí también se abre el debate de las medicaciones que se emplean, que como sucede hoy en personas adultas por la saturación de patologías frente a la escasez de personal, esta vía puede convertirse en una solución fácil, sin tener por ello que ser eficaz. 

Lo que sí se ha demostrado es que los ejercicios para adolescentes con TDAH, e incluso de menor edad, les ayudan a controlar sus impulsos y mejorar su concentración. Existen múltiples opciones que resultan beneficiosas para ellos, pero uno de los deportes que mejores resultados da frente a la hiperactividad en niños de 6 a 12 años son las artes marciales. 

Estas disciplinas, como la defensa personal infantil, no consisten solo en una actividad física, sino que además trabajan la mente y se enfocan en el crecimiento personal. Por lo tanto, la constancia, el autocontrol y la coordinación están siempre presentes, y al mismo tiempo, ganan confianza y seguridad en sí mismos al aprender técnicas que les ayudan a defenderse. 

Y es que, un niño con TDAH puede llevar una vida normal, solo es necesario buscar vías para canalizar su energía y que aprenda a gestionar sus propias emociones e impulsos. Otros deportes son la natación y el yoga, aunque cualquiera de ellas se puede combinar con la técnica del mindfulness. 

Beneficios de las actividades para el déficit de atención

Más allá de las diferencias en el carácter, que pueden ser las más notables, quienes padecen este trastorno también presentan diferencias significativas en el desarrollo de la motricidad fina, así como en la coordinación motriz y el equilibrio, precisamente porque les cuesta centrarse en una actividad y dirigir su atención. Y es aquí cuando entran en juego las actividades para el déficit de atención, ya que los ejercicios para el TDAH les aportan los siguientes beneficios:

Trabajo individual

Los tres deportes que hemos mencionado, la defensa personal para niños y niñas, el yoga o la natación, son actividades que se practican a nivel individual y no como parte de un equipo. Aquí, por consiguiente, desaparece el problema de la decepción al grupo y pueden centrarse en sí mismos/as. 

Marcan objetivos muy específicos

En la escuela se trabajan diferentes materias a la vez y niños y niñas están expuestos de manera constante a nuevos estímulos y procesos de aprendizaje. Cuando existe una dificultad para concentrarse se pueden ver abrumados, por eso, otra de las ventajas de las actividades para el déficit de atención es que se centran en algo muy específico cada vez, ya sea una postura de yoga o un movimiento de las artes marciales. Además de darles confianza, les permite mantener la motivación. 

Ejercitan la atención de una forma entretenida

No es lo mismo estar en casa con un libro delante intentando estudiar una lección, que en una clase extraescolar siguiendo las indicaciones de quien les va guiando. En el caso de las artes marciales, cuando hay distracciones, se usa la posición de espera, para que puedan centrarse de nuevo. 

Trabajo de la coordinación

El TDAH en la educación física se percibe por la dificultad para coordinar movimientos de brazos y piernas, algo que se puede solucionar con las actividades para el déficit de atención. Estas implican movimientos que integran todo el cuerpo, y que unidos a la concentración, les ayudarán a aprender a mover las extremidades simultáneamente. 

Gasto de energía y liberación de estrés

Aunque sean menores, vivir con hiperactividad acaba produciendo estrés y frustraciones, ya que además de sus propias emociones, hay que unir cómo repercute en la familia. Al practicar deporte, tienen una vía para dejar fluir todo el cúmulo de energía y, al mismo tiempo, pueden dejar salir de una manera saludable las emociones que no aportan nada. 

Si quieres que en casa disfrutéis de todos estos beneficios y quieres apostar por las clases de defensa personal en Valencia, en Sambo contamos con diferentes propuestas adaptadas a cada perfil. ¡Consulta nuestra web y únete a nuestra comunidad!